Última revisión: 20 de Octubre de 2021

Historia del "Club Pacheco"

La "Asociación de Fomento y Asistencia Social General Pacheco" fue fundada en el año 1940. Sus objetivos relacionados con el deporte, la cultura y el progreso local la transformó, a lo largo de sus más de 80 años, en una institución sumamente trascendente en la vida social y familiar, en la comunidad de General Pacheco

Para entender el surgimiento de esta importante institución, primero debemos situarnos en su contexto: General Pacheco en la década de 1940. Para ese entonces habían pasado apenas 13 años desde que se realizó el primer loteo que dio lugar al pueblo, y las casas eran una excepción dentro un paisaje netamente rural, dominado por montes de talas, bañados, tambos, pequeñas explotaciones agrícolas, y, por supuesto, la estancia “El Talar” perteneciente a la familia Pacheco.

Si bien desde fines del siglo XIX habían sucedido importantes hitos que dieron lugar a la formación del incipiente pueblo, entre los que podemos nombrar la llegada del tren en 1876 y la construcción de la Capilla y primera escuela rural en 1886; por aquellos años comenzaron a darse cambios sociales y urbanísticos particularmente veloces, y con ellos se perfilaba el surgimiento de una pujante ciudad.

Sin embargo, pese a que año a año la población crecía de modo sorprendente, este crecimiento no era acompañado por el desarrollo de servicios públicos e infraestructura que respondiera a las nuevas demandas. La falta de iluminación en las calles, la casi inexistencia de pavimentos, las necesidades desatendidas de personas en situación de vulnerabilidad, entre otros problemas, hacían la vida bastante difícil.

Por otro lado, eran escasos los lugares de reunión entre vecinos con fines de esparcimiento, como así también los espacios aptos para hacer deportes, o disfrutar de algún evento artístico. Con estas y otras inquietudes, varios vecinos se reunieron con ganas de transformar esa realidad, y decidieron formar una institución con la misión de peticionar y gestionar mejoras en la comunidad, ser un centro de socialización y apoyar la formación de nuevas instituciones de bien público.

La Fundación

En General Pacheco a los veinte días del mes de octubre de mil novecientos cuarenta” (comienza diciendo el acta constitutiva suscripta por 78 socios fundadores) se crea la “Sociedad de Fomento y Asistencia Social de General Pacheco F.C.C.A”. Como lo indicaba su nombre, los objetivos iban desde actividades de fomento para mejorar la calidad de vida de los vecinos, hasta la prestación de servicios de asistencia a las personas de menos recursos.

Entre ellos, podemos destacar objetivos que incluían la creación de una Escuela Nacional – para lo cual se inició un expediente el 22 de Agosto de 1941 -, solicitar la construcción de un refugio en la estación ferroviaria de General Pacheco y la mejora del acceso e iluminación; la creación de una Biblioteca Popular; el fomento de deportes y festejos “que contribuya a elevar el nivel moral y físico de la población”, la gestión ante el por entonces Comisionado Municipal del Partido de las Conchas para la construcción de la plaza central; el impulso de la pavimentación y arreglo de caminos, incluyendo la por entonces Ruta 197; la construcción de una red de alcantarillado; la creación de una sala de primeros auxilios y de una central telefónica; la ayuda a familias pobres, que incluiría servicios médicos, medicamentos, ropa y comestibles; y finalmente “Cimentar la unión y solidaridad del vecindario para toda iniciativa o acto de beneficio común”

La primera Comisión Directiva estuvo conformada de la siguiente manera:

  • » Presidente: José Armando Arrippe
  • » Vicepresidente: Dr. Luis de la Peña
  • » Secretario: Marino A. Cippitelli
  • » Prosecretario: José Porta
  • » Tesorero: Pedro Cuilhé
  • » Protesorero: Marcelino Cachafeiro
  • » Vocal Titular 1º: Andrés Arricau
  • » Vocal Titular 2º: Juan Baldo
  • » Vocal Titular 3º: Alfredo Pesce
  • » Vocal Suplente 1º: Pascual Belmonte
  • » Vocal Suplente 2º: Simone Bruno

Los inicios

Como sucede en la mayoría de las instituciones en formación, las primeras decisiones elementales son el funcionamiento de la comisión directiva y el cobro de las cuotas sociales. Sobre el primer punto, las primeras reuniones se realizaron en casas particulares, en principio en la casa del presidente , y eran todos los Miércoles a las 20:30hs. Respecto a lo económico, se designó a Isidoro Romano (h) como cobrador - "el primer empleado" -, quien vivió en nuestra ciudad hasta su fallecimiento en 2005.

En cuanto a las actividades con las cuales se inició la Asociación se destacan los eventos culturales, a cargo de la flamante subcomisión de “Festejos y Deportes”. Estos tenían un doble fin: por un lado generar ámbitos de sociabilidad para la población, y por el otro, recaudar fondos para cumplir los demás objetivos sociales.

El "bautismo" de esta subcomisión fue el 15 de diciembre de 1940, cuando se realizó, en conjunto con el Club Hípico San Fernando, una fiesta criolla en la estancia “El Talar”. La fiesta consistió en actividades de doma, desfile de jinetes por el pueblo, misa, ofrendas florales, canciones, y recitados criollos.

Las actividades más importantes fueron premiadas: los dos mejores domadores recibieron una copa, una medalla el tercero y un par de botas para el destacado. Además, cuchillo con vaina y empuñadura de plata al mejor apeado y rebenque con cabo de plata al mejor apeado local. Para los mejores cancionistas: pulseras de cuero crudo y frascos de perfume. También fue ocasión para la entrega de los Premios José Pacheco Alvear “Al hombre honrado” y a “La mujer virtuosa”, distinción que entregaba la familia Pacheco desde el año 1897, que incluía además la entrega de una suma de dinero como premio.

Por otro lado, la novel entidad coordinó el adorno del árbol que estaba en el centro del parque de la Iglesia para la misa de gallo de la Navidad de 1940.

Con aquel empuje y entusiasmo inicial comenzó el año 1941, y ya en el mes de enero se designaron representantes para diferentes asuntos públicos:

  • » Gestionar la creación de una escuela
  • » Reunirse con el Comisionado Municipal para reclamar la designación de peones que arreglen los caminos
  • » Solicitar alumbrado en el camino pavimentado
  • » Organizar pedido de teléfono en la zona

El particular interés y empeño con el cual los asociados buscaban mejorar la infraestructura y los servicios públicos del pueblo puede verse, por ejemplo, en un intercambio epistolar entre el Comisionado Municipal y la Comisión Directiva ocurrido en los primeros meses de 1941. Según consta en el libro de actas, se había solicitado a las autoridades municipales el arreglo de las calles, y la respuesta fue que se dispondría de la suma de $400 que permitirían la ejecución de tareas durante 10 días, teniendo en cuenta que el costo del tractor, el tractorista, y el combustible demandaba diariamente la suma de $40 pesos.

No satisfechos con esa respuesta, y teniendo en cuenta las necesidades existentes, la asociación propuso que el municipio le entregue esa suma de dinero para que la institución la gestione de modo más eficiente, ya que proponía “utilizar el tractor que facilita el doctor Pacheco, una champion alquilada y demás gastos por nuestra cuenta”.

El terreno y la sede propia

Pronto los socios comenzaron a realizar gestiones para concretar un gran anhelo que les permitiría, literalmente, “cimentar las bases” de la pujante institución: la construcción de una sede. Para ello, golpearon las puertas de la Estancia El Talar, solicitando al Sr. José Pacheco Alvear (bisnieto del General Angel Pacheco) un terreno que pueda donar para la sede de la entidad. De aquella - exitosa - gestión, se logró obtener un lote en el actual emplazamiento de Santiago del Estero y Santa Fe.

Naturalmente, el siguiente paso fue la construcción de un edificio. Así, el 16 de marzo se creó una subcomisión para la construcción del edificio social y para ello se recurrió a la emisión de bonos para conseguir fondos. De a poco, se alambró el terreno y se adquirieron materiales para la construcción. Mientras tanto, las reuniones se continuaron celebrando en la casa del Presidente, y a partir del 9 de abril se realizaron alternativamente en las de Marcelino Cachafeiro y Alfredo Pesce.

En mayo de 1941 ya se encuentra en pleno funcionamiento la subcomisión de construcción, buscando alternativas para realizar la misma. El 2 de julio se establece un presupuesto de $10.000 y se aprueba financiar el mismo por suscripción de bonos pagaderos mensualmente autorizándose a escriturar a tres socios hasta tanto se obtenga la personería jurídica. En agosto se aceptan donaciones de socios que aportan materiales y dinero.

El 8 de octubre de 1941 se realizó el llamado a licitación para la construcción de la sede social y el 17 de ese mismo mes se abrieron los sobres con las ofertas -que fueron cuatro- siendo examinadas por el Arq. Alejo Luis Pazos y la subcomisión de obras y, finalmente a fines de noviembre, aconsejan adjudicar la obra al Sr. Emilio Valau.

Pero reunir el dinero que efectivamente se necesitaba para construir la sede fue una tarea para nada sencilla, y se tuvo que recurrir a distintas estrategias. El Domingo 23 de Noviembre de 1941, y con el permiso y apoyo de la familia Pacheco, se realizó un importante festival en la Estancia El Talar con el objeto de reunir fondos para la sede social. El programa se había fijado de la siguiente manera: “A las 14 horas música folclórica y recitados.- 14:45 horas corrida de toros, estilo futurista.- 15:30 horas Partido de pato con participación del campeón olímpico Manuel Andrada y Destacados Sportmans que cultivan ese deporte.- 16:30hs. Alta acrobacia aérea por el popular piloto argentino [nombre ilegible]- 16:45hs. Concurso Hípico con la participación de altos jefes y Oficiales de la Policía Montada de la Capital Federal y los aficionados que deseen intervenir previa inscripción.- 18hs. Gran doma de potros, interviniendo exclusivos domadores de actuación en el Luna Park.

Además, eran típicos los bailes y kermesses. En una entrevista realizada en el año 2014 a Maria Eshter “Cuca” Larroca, recordaba el arduo trabajo que se hizo en la comisión para reunir fondos para la construcción de la sede “Una vez por mes teníamos baile en la fomento, habíamos hecho afuera al aire libre un redondel para bailar, que como era tan rústico partíamos velas para que patine, y hacíamos kermeses. Venían orquestas de Tango y Jazz. Finalmente sacamos fondos y el edificio se hizo. Y después se vino para arriba.

En el mes de septiembre de 1942 la obra ya contaba con algunas partes terminadas y se designa al Sr. Pedro Romano como cuidador. De este modo, poco a poco se comenzaron a realizar algunas actividades sociales y deportivas en la sede, y a la par se fueron adaptando y construyendo espacios según las necesidades. Como primeros hitos, podemos mencionar en junio de 1943 la construcción de una cancha de bochas, para lo cual se solicitó “a los Sres. Cachafeiro obtengan en un establecimiento maderero de su conocimiento corten unos trozos de madera”. Otro hito fue el 18 de agosto de 1943: la primera reunión de Comisión Directiva en la sede social.


El primer edificio

Foto: Asociación de Fomento y Club Social General Pacheco

Sin embargo, pese a todas estas obras que se hicieron, había un problema: dado que la asociación no tenía aún personería jurídica, no había ocurrido la donación del terreno formalmente, algo que José Pacheco Alvear ya había sugerido se debería realizar. La nueva comisión deja constancia en acta de “…la sorpresa que le ha causado el hecho de que las comisiones anteriores hayan edificado la sede social en un terreno donado verbalmente por el Dr. José Pacheco Alvear sin antes haber formalizado como correspondía la escritura del mismo… ”.

Afortunadamente, esto fue subsanado, se obtuvo la personería jurídica y se escrituró el terreno. Luego, el crecimiento de la institución continuó, con etapas más veloces que otras, según el impulso de la comisión directiva, y dependiendo también de las condiciones económicas que no siempre fueron favorables.

Así, a fuerza de pulmón y al calor de las nuevas necesidades, no solo fue creciendo el edificio, sino también el predio: en el año 1967 se compraron cuatro lotes y en 1979 otro lote lindero.

En el año 1976/77 se realizan importantes obras. Por un lado, el salón que hoy está en la esquina de Santiago del Estero y Santa Fe, una obra de tres plantas (subsuelo, planta baja y confitería en el primer piso) 11 metros de frente por 27 de largo. Además, se construyeron vestuarios para damas y caballeros, que incluían baños, duchas, cambiadores, jaulas para ropa, y armarios. Por otro lado, se proyectaba un consultorio médico con baño y sala de espera y caldera para la provisión de agua caliente para duchas.

Al mismo tiempo, se construyó la cancha de tenis, con alambrado de 3 metros de altura y piso plastificado y una cancha de voleyball. En cuanto a la pileta, se ampliaron las dimensiones de la existente y se construyó una pileta para los más pequeños. Por último, se construyó un frontón para Pelota a Paleta, y se modernizó el Quincho.

Todo ello se hizo con los ingresos ordinarios del club, eventos de recaudación, una cuota especial que se solicitó a los socios y una rifa en la que se sorteó un auto Dodge 1500 0km modelo ‘77.


El Club, aproximadamente en el año 1970

Foto: Comisión de Amigos, Historia y Homenaje de General Pacheco y Troncos del Talar

Síntesis - Cronología del Desarrollo Edilicio*

  • 1-Se recibe por donación de José Pacheco Alvear, los terrenos en 1941.
  • 2-Se designa una comisión que se hará cargo de concretar la construcción del edificio de la Sede social y hacia fines de 1941 se inicia la construcción edilicia.
  • 3-La primera etapa constó de hall de entradas con escalera hacia un primer piso. La entrada sobre la calle Santiago del Estero contaba con marquesina. Sobre el límite de esta calle y paralelo a la misma figuraba un amplio salón. Posteriormente se amplía el salón, agregándole un escenario.
  • 4-Se construye un nuevo sector edilicio que actualmente se utiliza como buffet.
  • 5-Construcción de una pileta de natación descubierta en el centro del terreno.
  • 6-Construcción del edificio de la esquina con subsuelo, el cual se usó como vestuario de la pileta.
  • 7-Se construye sobre el subsuelo un amplio salón.
  • 8-Se adquieren dos terrenos linderos sobre la calle Santa Fe y se construyen las canchas de tenis.
  • 9-Sobre el fondo se compra una parcela para la construcción de un quincho que funciona como tal en la actualidad.
  • 10-A continuación del salón sobre Santiago del Estero se levanta un triángulo que se usó como gimnasio.
  • 11-Entre el gimnasio y el buffet se realizaron dos canchas de paddle. Posteriormente se transformaron en canchas de baby fútbol.
  • 12-A continuación del buffet y sobre la calle Santa Fe se construyeron vestuarios y baños, que fueron utilizados como consultorios de LALCEC hasta fines del 2005.
  • 13-Se concesiona la pileta y se construyó la cubierta climatizada.
  • 14-Se adapta el salón con frente a la calle Santiago del Estero, y en él se inaugura el “Teatro Pacheco”.
  • 15- Se modifica el salón ubicado en la esquina de Santiago del Estero y Santa Fe, y se concesiona como salón de fiestas, bajo el nombre “Multiespacio Pacheco”.

El Club y las actividades sociales

Desde aquella primera fiesta criolla de 1940, la Asociación de Fomento continuó desarrollando numerosas e importantes actividades que tenían y tienen como objetivo ofrecer experiencias recreativas, favorecer las expresiones artísticas, generar lazos en la comunidad, fortalecer la identidad local y, como veremos adelante, ayudar a otras instituciones a recaudar fondos para cumplir sus objetivos propios. Sin dudas, por muchos años la Asociación de Fomento (conocida coloquialmente como “La Fomento”) fue el lugar por excelencia para el encuentro de los vecinos.

Entre las numerosas actividades que se desarrollaban podemos mencionar almuerzos criollos, cenas, bailes, desfiles, actos en conmemoración de fechas patrias, hasta festejos por el día de la primavera, incluyendo la elección de la reina que luego representaría a la localidad en la Fiesta de la Flor de Escobar. Sobre esto último se destaca que en el año 1968 fue el espacio para la elección “Miss General Pacheco”, en el marco de la competencia “Miss Mundo”.


Fiesta de la Primavera. Año 1968

Foto: Diario Fomento

Inclusive, “la fomento” fue el lugar en donde se conocieron por primera vez muchas parejas que luego formaron su familia en esta ciudad. Tal fue el caso de Néstor Larrocca y Maria Rinaldi de Larrocca, quienes se conocieron aproximadamente en el año 1950 hecho que, entre risas, Néstor lo contaba así: “la sociedad de fomento era el único lugar que había para reunirse. Un día voy, sábado y viene una nena y me dice “señor, no me compra la rifa de un lechón para la sociedad de fomento?” y yo le dije “Si bailás conmigo sí” Bailó conmigo y me tiene enganchado desde hace…” (entrevista realizada en el año 2010).


Baile en "La Fomento"

Foto: Comisión de Amigos, Historia y Homenaje de General Pacheco y Troncos del Talar

Asimismo, no podemos dejar de mencionar la participación, junto con otras instituciones, en la organización de los corsos vecinales que se llevaban a cabo en la ciudad. Estos corsos se realizaron hasta el año 1987 en distitnos lugares: la calle Santiago del Estero, la calle Bogotá, e incluso la Av. H. Yrigoyen, y eran acompañados de los clásicos bailes de carnaval. En general, el dinero que se recaudaba en estos eventos se destinaba a la Escuela Nº20, el Hospital, los Bomberos Voluntarios y la Biblioteca Juan José Castelli.

En estos últimos años, una actividad muy destacada de la Asociación es la peña La Guitarreada, que se realiza una vez al mes desde el año 2003 - solo interrumpida por la pandemia del COVID-19 desatada en Marzo de 2020 - y reúne a cientos de vecinos que pueden acercarse de forma libre, y por medio de la compra voluntaria de una rifa se solventan los gastos de la actividad. En dicha peña, cualquier persona puede anotarse y presentarse en el escenario, interpretando un máximo de tres canciones; de modo que su funcionamiento plural y democrático permite dar espacio tanto a músicos amateurs, como a profesionales.

Además la institución siempre tuvo un rol preponderante en el marco de los festejos por el aniversario de la ciudad, a través de “noches de gala” en las que se elegía la Reina de General Pacheco, o, en los últimos años, poniendo a disposición el moderno Teatro (al cual nos referiremos más adelante) para la realización de actividades donde los artistas locales son los protagonistas.


Peña La Guitarreada

Foto: General Pacheco Web

El cine en Pacheco

Entre las actividades culturales hay una que, si bien fue relativamente breve, representó un hito en la historia de la institución y en la vida de muchos vecinos: la llegada del cine.

De modo general, debemos recordar que a partir de la década del 1930 y hasta entrada la década de 1950 se la conoce como la “época dorada” del cine. La llegada del sonido en las películas y la masificación en su consumo, tuvo su correlato en una gran cantidad de salas que se abrieron en todo el país, y “el cine del barrio” pasó a ser un lugar clave en la vida de las comunidades.

La idea de instalar un Cine en General Pacheco habia estado presente en varias reuniones, y finalmente el proyecto pudo concretarse a partir de una propuesta de Argentina Sono Film, que fue tratada en reunión de comisión el 24 de Mayo de 1950, para la instalación de una sala cinematográfica en el salón de la entidad. La propuesta incluía la refacción de la sala, construcción de boletería, baños y otras conexas que quedarán para la entidad una vez finalizado el contrato.

En el debate surge la posibilidad aún latente del funcionamiento de una escuela en la sala - de lo que hablaremos más adelante - pero al considerar que esa posibilidad está demorada y la entidad necesita los fondos que podrían ingresar por el cine, se decide llevar la propuesta a una Asamblea de Socios. De este modo, se trata solo cuatro días después, el 28 de Mayo, siendo aprobada por 33 votos a favor y 4 abstenciones.

La experiencia del Cine en el pueblo fue muy movilizadora para muchos vecinos. En una entrevista realizada en Junio de 2021 a Miriam Peguri, recuerda "Para mi mamá, cuando supo que venía el cine, eso representó lo máximo. A ella le encantaban las novelas, la aventura, la fantasía. Fue emocionante. Yo tendría 8 o 9 años... Nos llevábamos una almohadita para sentarnos, porque las sillas eran de paja. Tenía una pantalla grande, linda, hasta se escuchaba el rodar de la cámara, mirabas para atrás y veías esos rayos de luz. Vieron la película Cinema Paradiso? Tal cual...Eran cosas que no se habían visto hasta entonces, algo inexistente en Pacheco"

El cine funcionaba semanalmente, e inició con un contrato de 5 años con opción a 3 más. Cabe señalar que la experiencia tuvo mejores y peores momentos, conflictos y modificaciones en el contrato (algunas fueron en los primeros 5 meses). También se sucedieron distintos explotadores de la sala: hacia 1957 Higinio Rodriguez y Cía y luego la Empresa Cine Gral. Pacheco.

Finalmente el 2 de junio de 1963, por Asamblea de socios se puso fin a esta experiencia a través de una votación - con voto secreto - que arrojó un resultado de 32 votos para que el cine no continúe contra 19 que sostenían que debía seguir y 2 votos en blanco. Tras una larga y agitada deliberación, en la cual se solicitaba la prórroga del contrato de explotación del Cine, varios socios manifestaron que esta actividad entorpecía el desarrollo de las actividades deportivas; y otros fueron más allá: consideraban que ocupar el salón Sábados y Domingo para el cine “nos impide como a una persona atada de pies y manos el desarrollo de actividades Culturales, Sociales y de Fomento.

Así fue que la empresa Cine Gral. Pacheco dejó funcionar, tras un plazo de un año que se le dio para finalizar la actividad y desalojar el espacio.

El Teatro Pacheco

El salón utilizado para el cine ya contaba con un importante escenario y camarines, que fue aprovechado para la realización de numerosos bailes y espectáculos (incluso teatrales). En particular, desde el año 1961 (cuando aún funcionaba el cine), fue utilizado para la realización de la peña “Abriendo Huellas”, la cual ha recibido varios premios, entre ellos uno en el año 1970 en el “7ª Fogón Criollo” realizado en Benavidez (cuyo trofeo estuvo expuesto en el Hall del Club) “a la mejor carroza presentada constituida por una tradicional carreta tirada por dos yuntas de bueyes con los colores de la bandera argentina”.

Peña Abriendo Huellas
Foto: Julio Ávila

Peña Abriendo Huellas
Foto: Julio Ávila

Sin embargo, poco a poco el espacio se transformó en un Salón de Usos Múltiples, dando pie incluso al desarrollo de actividades deportivas, incluyendo una pequeña cancha de fútbol.

Afortunadamente, tanto el escenario como los camarines no fueron estructuralmente afectados por el tiempo, pese a los cambios de uso del salón. Contrariamente, fueron sabiamente preservados, con la expectativa de que finalmente se encontraría un momento para que puedan volver a desplegar su esplendor.

Y ese momento finalmente llegó.

Tras intensas gestiones de la Comisión Directiva con la intención de volver a fortalecer el área cultural del club, se buscó elaborar un proyecto que pudiese entusiasmar a entidades públicas o privadas, en un principio con la idea de retomar el cine, o cine-teatro. Sin embargo, teniendo en cuenta la estructura teatral del salón, y la posible creación de un circuito teatral en Tigre (que incluía el flamante Teatro Nini Marshall en Tigre, y la recuperación del Teatro Hindú Club en Don Torcuato) en el año 2010 se llegó a un proyecto final que propiciaba crear el “Teatro Pacheco”.


El presidente de la institución, Claudio Staub, recorriendo las obras de acondicionamiento del futuro teatro junto a funcionarios del Municipio de Tigre

Foto: Prensa - Municipalidad de Tigre

En una entrevista realizada en el año 2012, el por entonces presidente Claudio Staub nos contaba “Fue uno de los proyectos más fuertes que tuvo el Club Pacheco, había que consultar con arquitectos la estructura, ver el tema de la acústica, etc.” El proyecto recibió un subsidio del Municipio de Tigre, para adecuar las instalaciones (que implicaron levantar el techo del escenario a 7 metros, reformar camarines, colocar salidas de emergencia, y otras obras menores) el cual fue gestionado por el Club.

Finalmente , el 1º de Julio de 2011 se inauguró el Teatro Pacheco con gran expectativa en la comunidad. El padrino elegido fue el actor Osvaldo Laport, quien el día de la inauguración recitó un poema que él mismo escribió. En la inauguración se presentó la obra “Los mostros” con el “Negro” Álvarez y Cacho Buenaventura. A partir de allí, se sucedieron grandes artistas con una oferta cultural sumamente variada, y además, se brindó a la comunidad de General Pacheco un espacio físico con comodidades muy interesantes para la realización de eventos sociales y culturales.


Inauguración del Teatro Pacheco

Foto: General Pacheco Web

El Club y el deporte

Uno de los objetivos de la Asociación fue desarrollar el deporte, y de hecho, la primera compra que se realizó con dinero propio de la institución fue justamente, una pelota de fútbol, “para uso de sus asociados en la cancha que nos cediera gentilmente el Sr. Juan Nan”. Corría el año 1941, y, como comentábamos antes, faltaban varios meses hasta que la asociación pudiera tener en sus instalaciones espacios aptos para la práctica de distintas disciplinas.

Por tal motivo, las demandas para las prácticas deportivas requirieron un esfuerzo muy importante para construir la infraestructura necesaria, y en muchos casos este esfuerzo se concretó en espacios para practicar distintos deportes: desde bochas, hasta voleyball, fútbol, tenis, paddle, incluyendo su pileta de natación, que con una profundidad de 4 metros permitió el desarrollo de una escuela de buceo. La gran cantidad de oferta ha hecho que la institución sea representada en distintos campeonatos de fútbol, newcom ball, voleyball, entre otros.


Equipo de Voleyball

Foto: Elda Veckiardo

El vínculo con otras organizaciones

Desde la propia concepción y por sus características, la Asociación de Fomento tuvo objetivos que trascendian sus propias puertas, y estaban abocados a generar un impacto positivo en la comunidad, ya sea con la gestión de obras y servicios públicos, como también apoyando a otras instituciones de bien público.

Uno de los primeros y más importantes vínculos generados con otra entidad local, fue en los primeros años de la Asociación, cuando los socios del “Club Social y Deportivo Juventud de General Pacheco” declaran caduca esa institución, por encontrarse hace tiempo paralizada y sin actividad, y deciden traspasar sus fondos a la “Asociación de Fomento y Asistencia Social de General Pacheco”.

Esta fusión, aprobada en Abril de 1946, fue sumamente trascendente para la Asociación, a punto tal que modificó su nombre por el actual, “Asociación de Fomento y Club Social de General Pacheco”. Los fondos con los que contaba el extinto Club Social se aplicaron a la construcción de una cancha de básquet en la sede social de la Asociación de Fomento.

Otro hito sucedió en el año 1948, y estuvo relacionado con la educación.

Ante la necesidad de contar con una escuela en el creciente pueblo de General Pacheco (recordemos que la Escuela Nº15, fundada en el año 1927 había sido trasladada a El Talar en 1940), la Dirección General de Escuelas de la provincia se encontraba en la búsqueda de un espacio físico apto para que, de manera provisoria, comience a funcionar la nueva escuela. Así, en Agosto de 1948 visitaron la sede social para ver y tomar medidas con el fin de, según sus dichos, instalar allí cuatro aulas -divididas por tabiques- para el funcionamiento de una escuela.

Tras intensas gestiones, el 20 de Junio de 1953, la Escuela Nº 20 se inaugura oficialmente en la sede de la Asociación de Fomento y el día 24, a las 9 hs de iniciaron los cursos con una inscripción de 149 estudiantes, divididos en cuatro secciones de grado (dos 1º inferiores y dos 1º superiores). Se hace cargo de la Dirección en carácter interina la señora Raquel Poyo de Carrasco, acompañada en la tarea docente por Elena Raquel Palma y Cleria Alcira Bavastro de Vienni.

La Escuela funcionó en la institución hasta el año 1956, cuando se trasladó – provisoriamente - a unas casillas de madera que se instalaron en el predio que hoy ocupa el hospital de General Pacheco.

En los años siguientes, el Club fue el espacio elegido para la realización de diferentes actividades a beneficio de distintas instituciones como la Escuela Nº 20, la Escuela Nº 14, los Bomberos Voluntarios de General Pacheco, la Biblioteca Juan José Castelli y otras entidades de bien público que requerían el espacio para recaudar fondos. Estas habituales actividades podrían consistir en desfiles de moda, “te canasta”, cenas, campeonatos de truco, bailes, peñas, entre otras. También el Club prestó sus instalaciones para realizar distintas reuniones a pedido de alguna entidad.

Asado a beneficio del Hospital
Foto: Diario Fomento

Evento a beneficio de la Escuela Nª 14
Foto: Diario Fomento

Por último, también debemos destacar el rol de la institución en la creación de la Biblioteca Juan José Castelli. Como decíamos al comienzo de este artículo, uno de los objetivos del grupo de vecinos que dio origen a la Asociación de Fomento era “la creación de una Biblioteca Popular”. Y si bien la Biblioteca se constituyó como una institución independiente, el 18 de Abril de 1969, y en el marco de la campaña “General Pacheco debe tener Biblioteca Popular”, un grupo de vecinos se reunió en la sede de “la fomento” para constituir formalmente la Biblioteca local y recibir las donaciones que ya se habían comprometido.


Convocatoria a primera asamblea pro Biblioteca Juan Jose Castelli

Foto: Diario Fomento

La tradicional predisposición de las autoridades de la institución en brindar su espacio para fines comunes del pueblo se manifestaba claramente en una publicación del año 1967, en la que se aseguraba “las amplias instalaciones de la Institución deben ser un lugar de esparcimiento para los socios vecinos y simpatizantes que propendan a la buena vecindad del que entendemos ya ha dejado de ser más que un pequeño pueblo y que todos del brazo, con férrea voluntad, se siga en la trayectoria de engrandecimiento del mismo y que engendramos de nuestros mayores.

Por todo lo que ello encierra es que hacemos propicia la oportunidad para invitar cordialmente a las fuerzas vivas de la localidad y alrededores, representados por Comercio, Industria, socios, Vecinos, - pueblo todo-, a que contribuyan a los deseos que nos son comunes y para que no solo sean expresiones sino una realidad.

La Asociación de Fomento y Club Social de General Pacheco decana de las entidades fomentistas, sociales, culturales y deportivas, empeñada en seguir la trayectoria que dio origen a su creación participa a todos en el quehacer.”

El Club y el fomentismo

A lo largo de la historia, fueron muchas las demandas sociales que se canalizaron a través de la Asociación de Fomento, principalmente aquellas relacionadas con la pavimentación de calles, el alumbrado público, el alcantarillado, la construcción de una central telefónica para que pueda llegar el servicio de teléfono a las casas de los vecinos, entre otras. También se han utilizado sus instalaciones para el desarrollo de reuniones con autoridades en busca de solucionar problemas acuciantes.

Estas gestiones iban desde la colocación de postes en las calles que indiquen su nombre, para lo cual en 1946 la Comisión Directiva incluso discutió los nombres que se asignarían a algunas calles, hasta reuniones que tenían como fin discutir la planificación de la ciudad, por ejemplo reuniendo a frentistas de la Av. H. Yrigoyen para diseñar y mejorar el aspecto del centro comercial.

Así, vemos que en distintos ámbitos de desarrollo económico, social, cultural y deportivo, la Asociación de Fomento y Club Social General Pacheco ha estado presente como un actor clave, ya sea desde un lugar activo, impulsando proyectos, o bien facilitando su físico, indispensable para que otras personas e instituciones pudieran desarrollar actividades por el bien de la comunidad.

Con estos antecedentes, y en ocasión de celebrar los 80 años de la Asociación, en el año 2020 la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires distinguió a la institución a través de una Declaración manifestando su beneplácito por el 80º Aniversario. En aquella ocasión, el presidente Jose Marrero, afirmó que el gran valor del anviersario es "el reconocimiento para todas las personas que hicieron posible que esta institución se fundara en 1940 y a todos los que continuaron esta obra. Hoy por suerte tenemos un edificio importante y seguimos cumpliendo una función importante."

Los presidentes

A lo largo de sus más de 80 años de vida, la Asociación de Fomento y Club Social de General Pacheco tuvo 26 presidentes, acompañados por un grupo de personas que en conjunto formaron las sucesivas Comisiones Directivas, las cuales con su trabajo voluntario, compromiso y abnegación nos permitieron tener y poder disfrutar el club que hoy en dia reune a la comunidad en eventos deportivos, sociales y culturales.

A continuación, el listado de Presidentes*:

  • 1-José Armando Arripe (designado el 20/10/1940 y reelecto en 05/11/1941, 21/05/1943 y 31/10/1944).
  • 2-Camilo E. Chaule (elegido el 13/01/1946 y reelecto el 21/04/46).
  • 3-Alberto Agosto (elegido el 16/11/1947).
  • 4-Eugenio García Otero (elegido el 13/04/1949).
  • 5-Antonio López Villalba (por renuncia del Presidente el 27/04/1949).
  • 6-Triunvirato interventor (28/12/1949) integrado por José Aguiar, Jorge Pujol y Pablo Montaldo.
  • 7-Manuel Camaño (elegido el 19/03/50).
  • 8-Mariano Torres (por renuncia del Presidente el 06/09/1951).
  • 9-Arturo Noguera (elegido el 14/12/1952 y reelecto el 18/04/1954).
  • 10-Atilio Santiago Cedro (elegido el 05/06/1955 y reelecto el 05/08/1956 y 18/08/1957).
  • 11-José Filsinger (elegido el 08/06/1958 y reelecto el 10/05/1959 y 12/06/1960).
  • 12-Atilio Santiago Cedro (elegido el 10/04/1962).
  • 13-Dante Vietti (elegido el 05/04/1964).
  • 14-Julio Asdrúbal Flores (elegido el 03/04/1966 y reelecto el 30/04/1967 y el 31/03/1968).
  • 15-Dante Vietti (elegido el 18/05/1969 y reelecto el 19/04/1970).
  • 16-Carlos Alberto Pujol (elegido 19/04/1971).
  • 17-Atilio Santiago Cedro (elegido el 23/07/1972 y reelecto en 19/05/1974 y 06/04/1975).
  • 18-Héctor Endler (elegido el 24/04/1976).
  • 19-Oscar Cosentino (Vice que asumió por renuncia de Endler luego del 23/03/1977).
  • 20-Oscar Bóveda (elegido el 25/06/1978).
  • 21-Luis Dirisio (elegido el 16/07/1978 y reelecto en 29/04/1979, 27/04/1980, 08/08/1982, 02/09/1984, 31/08/1986 y 26/06/1988).
  • 22-Oscar Cosentino (elegido el 06/05/1990 y reelecto el 14/06/1992 y el 05/06/1994).
  • 23-Eugenio Calistro (elegido el 29/09/1996).
  • 24-Luis Zanon (elegido el 03/05/1998 y reelecto el 22/10/2000 y el 08/09/2002).
  • 25-Claudio Staub (elegido el 23/05/2004 y reelecto el 02/12/2006, el 04/10/2008, el 17/07/2009, 23/03/2012, 07/09/2014, 29/07/2016).
  • 26-José Marrero (elegido el 23/08/2018)

El Club en la actualidad

Con el paso de los años la ciudad cambió, y el Club, como vimos, también hizo lo propio. En algunos momentos, más abocado a cuestiones de fomento local, en otras más a lo deportivo, y en otros momentos más vinculado al desarrollo de actividades sociales y culturales. Por supuesto que en este tiempo también ha tenido que soportar sucesivas crisis económicas y sociales, las cuales afortunadamente ha podido sobrellevar, y en muchos casos ha sido un lugar de refugio para brindar asistencia o cubrir distintas necesidades sociales apremiantes. Pasadas las tormentas, en los buenos momentos el esfuerzo de las distintas comisiones directivas, de los asociados y de la comunidad en general, ha permitido el desarrollo de importantes infraestructuras, atendieron y atienden necesidades de la comunidad.

Hoy en día, y si de momentos difíciles hablamos, no podemos obviar la pandemia del coronavirus desatada en Marzo de 2020, la cual generó un perjuicio enorme en la institución. "Todos sabemos lo que fue la pandemia, algo nuevo que al principio nos agarró no sabiendo cuanto duraba, qué pasaba, etc. En lo que respecta al club, se cerró desde el día uno, y fue terrible, porque justamente la función de un club de barrio es juntar gente, unirlas; y lo que se trató desde Marzo de 2020, es que las personas estén separadas. Desde ese momento, y repentinamente, tuvimos cero ingresos, lo que implicó un desafio enorme. Afortunadamente, con una administracion austera y buena voluntad (de directivos, empleados, profesores, ayudantes...), pudimos ir solventando los gastos indispensables, fundamentalmente los relacionados con los sueldos de quienes trabajan en el Club." nos cuenta José Marrero, actual presidente.

Y agrega: "Hoy el tema en agenda es ir poniendo las cosas en orden. El objetivo todos estos meses de pandemia fue conservar las instalaciones, que siga existiendo el espacio, lo cual no era poco ni fue sencillo. Ahora, estamos abocados a recomponer todas las actividades y que de a poco vuelva a tener el esplendor que tuvo pre-pandemia."

Día a día el silencio inquietante que reinó en los salones y espacios deportivos, se va llenando de encuentros y alegría. Ya funcionan con muy buena afluencia de participantes las actividades para niños y adolescentes (Futbol, Jockey, Gimnasia Artística, Danza, Taekwondo, la escuela municipal de Basket, entre otros). También se alquilan las canchas de tenis y futbol, el salón Multiespacio Pacheco vuelve con sus eventos, y el Teatro Pacheco funciona con una importante y variada oferta de espectáculos, con aforo.

"De a poco las cosas se están ordenando para bien", comenta alivado José, y eso permite volver a pensar en proyectos importantes. Entre las prioridades, se encuentra la recuperación de la pileta, la construcción de un nuevo salón en un primer piso para la práctica de gimansia, y un nuevo quincho. Y también se entusiasman con el pronto regreso de la clásica peña "La Guitarreada".

Sin dudas, el Club ha demostrado ser un actor muy relevante en sus 81 años, brindando a la comunidad de General Pacheco mejores condiciones de vida, y espacios indispensables para reunirse, conocerse, practicar deportes, ver espectáculos.. es decir, todas aquellas cosas que durante la pandemia entendimos que eran realmente importantes en la vida individual y social.

Muchas gracias a quienes forjaron la institución y a quienes hoy llevan la noble y ardua tarea de mantenerla y hacerla crecer!


Frente del "Club Pacheco" en la actualidad (2021)

Foto: General Pacheco Web

Nota:
* Listado elaborado por la Comisión de Amigos, Historia y Homenaje de General Pacheco y Troncos del Talar (2010); actualizado por General Pacheco Web

 

Fuentes:
• Comisión de Amigos, Historia y Homenaje de General Pacheco y Troncos del Talar. "70 Aniversario del Club Pacheco". 20 de Octubre de 2010
• Entrevistas: Nestor y Maria Larrocca (2010); Claudio Staub (2012) Maria Esther "Cuca" Larroca (2014), Miriam Peguri (2021), José Marrero (2021), Julio Ávila (2021)
• Libros de Actas de la Institución
• Diario Fomento.

Te invitamos a seguir leyendo...