» Historia

Breve historia de la ciudad General Pacheco

1º Etapa: Radicación de la familia Pacheco en estas tierras

No tenemos ninguna referencia de la zona, hasta ahora, en documentación referida a Don Pedro de Mendoza y la primera fundación de Buenos Aires. Lo único posible es que el Capitán Luján haya buscado en estas costas para luego recalar en las barrancas, de la hoy Escobar,  donde halló la muerte en manos de los nativos. La segunda suposición es la de que Juan de Garay, en 1580, cuando viene a realizar la segunda fundación de Buenos Aires, el contingente que venia por tierra, ya que el otro venia en los navíos, atravesó estas lomadas. Debido a la altura de las mismas era fácil de divisar desde el río.

La primer noticia concreta la tenemos a través de Concolorcorvo, un señor contratado por la corona para que se estableciera o viera la factibilidad de organizar un correo de mulas desde Buenos Aires hasta Lima. Al describir la salida de la capital y dirigirse al poblado de Las Conchas, debíase atravesar un monte de árboles de la especie de Los Talas para llegar al paraje antes nombrado, este bosque era el que ocupaba la barranca y los bajos de lo que es hoy General Pacheco y Troncos del Talar, extendiéndolos hasta Don Torcuato. Este señor publicó un libro en 1770 aproximadamente con lo cual suponemos que el viaje debe haber sido unos años antes.
Después de 1810, la Junta manda a realizar estudios en el Río de las Conchas (Hoy Reconquista) en esta zona, ya que estaba cerca de la desembocadura y era la de mejor caudal. La intención era establecer una fábrica de armas, la que no se concretó en esta zona.

Luego de 1820, aproximadamente y sin fecha concreta, aparece un Sr. Ángel Pacheco, coronel del ejercito, comprando y solicitando al Estado, en cesión o arriendo, tierras en la zona. Así va armando un establecimiento rural, que en 1860, tenía una extensión de 6.600hs. aproximadamente. Se extendía, a grandes rasgos, dese la cañada de Escobar al Norte y el Río Reconquista al Sur, siendo su límite Este los bañados de troncos del Talar, Rincón de Milberg, Benavidez, y Maschwitz, al Oeste llegaba a lo que hoy es Campo de Mayo y San Miguel.
En 1849, manda Don Ángel Pacheco a construir una vivienda campestre, de un estilo rural, utilizado en aquella época. La utilizaba para sus temporadas en el campo, la vivienda permanente de la familia estaba en Capital Federal, en la calle San Martín estimativamente a mitad de cuadra entre el 100 y el 200 y sus espaldas daban a la calle Florida y enfrente está hoy en día la sede central del Banco de la Provincia de Buenos Aires.

Fue la primer casa de fuste en la zona rural, ya que había otras pequeñas construcciones y rancheros de gente arrendataria o que trabajaba la tierra

En 1869 fallece el por entonces General Don Ángel Pacheco, pasando sus propiedades en sucesión la que se concluye varios años después, dividiéndose sus propiedades. Su hijo mayor, José Felipe es el que hereda el casco de la estancia y sus alrededores, por lo cual es el nuevo propietario de donde está establecido nuestro pueblo y sus alrededores. También heredó parte de la casa familiar en Buenos Aires, a pesar de ello decide con su esposa Agustina Anchorena  irse a vivir al campo, por lo cual mandan a construir una residencia de estilo moderno, Frances, en la parte mas alta de la lomada, y es lo que denominamos los lugareños como “El Castillo”.

Creemos que con esta edificación termina una etapa, la descripta anteriormente como de antecedentes y que a partir de allí, año 1880, comienzan a sucederse acontecimientos que nos llevarán a la formación de nuestro pueblo, hoy ciudad de General Pacheco.

2º Etapa: Desarrollo de un pueblo rural a partir de la estancia del General Pacheco

Con la habilitación de su vivienda y dividido su campo en lotes para darle una explotación comercial, llegan peones, puesteros, operarios, etc. es decir todo el personal necesario para atender la vivienda y el embellecimiento rural.

Los centros poblados más importantes y cercanos eran San Fernando, San Miguel y
Las Conchas
; en época de lluvias la zona quedaba aislada, es por ello que Don José en 1886, hace construir una capilla la que advoca a la Pura y Limpia Concepción de María y a su lado, la casa vivienda del sacerdote y también, usando el mismo edificio, la primer escuela rural.
En 1892 se producen en el país las primeras maniobras militares del ejercito. Se desarrollan en su faz final en el establecimiento “El Talar”, es decir en el lugar que estamos hablando. Días previos al simulacro de la batalla final, que se produciría en la zonda donde está hoy la ciudad del Talar, el cuartel central que funcionaba en la vivienda sacerdotal recibió la visita de la cúpula militar encabezada por el General Lavalle y la política encabezada por el Presidente de la Nación Carlos Pellegrini.

A la muerte de José, hereda la propiedad su hijo José Agustín, este introduce algunas reformas y novedades ya que tenía un carácter emprendedor, es así que hace construir unas hermosas caballerizas de estilo Normando (Norte de Francia) y también una pequeña construcción con forma de castillo, denominado “El Castillito", seria su atelier artístico, era aficionado a la escultura. Además, participa activamente de la actividad cultural del país, así colaboró con el nuevo edificio del Teatro Colón, fue uno de los primeros directivos del Automóvil Club Argentino y como tal se desarrolló en El Talar la prueba de velocidad de los mil metros y también fue paso de uno de los primeros grandes premios de automovilismo, con sede de una de las etapas. También se reciben artistas como Puccini y los invitados al teatro al aire libre donde actuaban y además se hacían funciones y espectáculos a beneficencia.

En 1921 fallece Agustín, lo sucede su hijo José Carlos, él le da al lugar también un aire desarrollista ya que hace algunas reformas modernizante y le imprime un carácter más deportista, arma el Talar Polo Club y también un club náutico en la zona de Carupá. En su gestión se produce el primer loteo de la zona de Chacras en lo que es hoy la Panamericana y al año siguiente el fraccionamiento de lo que sería el pueblo de General Pacheco, en el cuadrado limitado por la ruta 197, las vías del ferrocarril, la calle Antártida Argentina y la Ruta 9 (Hoy Av. De los Constituyentes). A partir de ese año, 1927, comienza un desarrollo lento pero sostenido del lugar, los primeros habitantes serán chacareros, tamberos, pequeños productores rurales y especialmente floricultores, todos atraídos por la bondad de la tierra y la placidez del lugar.
Con esto damos por terminado la historia dependiente de la estancia, abriéndose el periodo en el cual el pueblo se desarrolla en función del tesón esfuerzo y visión de sus habitantes.

3º Etapa: El desarrollo de la ciudad

Hasta 1960, se produce ese desarrollo lento pero constante de una zona rural, con calles de tierra, mal iluminadas, difícil acceso de los medios de transporte y todos los inconvenientes que crea un lugar alejado de los centros poblados, pero con las bondades del clima, la fabilidad de los lugareños y esa tranquila vida rural la hacen envidiable para el que le gusta un pasar tranquilo cerca de la Capital Federal.

A partir de ese año, con la creación del Polo Industrial de la zona oeste, es decir en la zona donde está Ford, Alba, Wobron, etc. muchos empleados eligen nuestro pueblo como lugar de vivienda incrementando rápidamente el índice poblacional y por consecuencia las primeras ONG, como Rotary, el Club de Leones, el primer hospitalito, la biblioteca y otros.

El pueblo comienza a edificarse con aire de ciudad y su desarrollo es normal, llegando en la década del 70 a la categoría de ciudad.

En 1976 fallece José Carlos Pacheco Alvear, pero ya no constituye un hecho trascendental, el pueblo-ciudad ya tiene identidad propia y la estancia es un hito histórico fundamental de la región. Lo sucede su hijo José Aquiles, el que arrastra un problema de deficiencia física (semi parálisis de sus miembros inferiores) lo que también afecta su carácter y personalidad lo cual con algunos hipotéticos problemas económicos lo llevan a suicidarse en 1981. Como no tenia descendencia, con el que se extingue la rama de familia perteneciente al origen de nuestra ciudad.
Los medios de comunicación siempre fueron difíciles, los antiguos caminos de tierra tardaron mucho en asfaltarse. En la década de 1930 y debido al establecimiento de Aeroposta Argentina, se asfaltan la Ruta 197, Av. San Martín y el tramo de la vieja Ruta 9 entre critica y el cruce y de allí hasta la entrada de la Aeroposta. Varios años después se completa el tramo de la misma hasta Carupá. Lo de las calles interiores fue más lento aún, dependiendo muchas veces de la colaboración de los vecinos.

A principios de 1900, la estancia tenía servicio telefónico con la capital, el que de urgencias era usado por algún poblador. En 1970, con motivo de un lamentable accidente ferroviario, el único teléfono público estaba en la comisaría. En esa misma década los vecinos constituyen una Cooperativa, la que consigue la instalación de una red telefónica moderna y al alcance de los pobladores.

Debido a las bondades del lugar tuvimos dos aeródromos, uno muy importante, el célebremente llamado de la Aerposta en la zona del hoy llamado Barrio Almirante Brown y el otro “Los Talas” privado, de un antiguo vecino, Don Virgilio Velasquez, ubicado en lo que era la barranca de los talas y que ocupaba parte de lo que es hoy el barrio privado San José y el Talar del Lago I.

La Ruta 9 fue la salida normal a Capital Federal y el interior y su intersección con la Ruta 197 fue el origen del desarrollo de la ciudad. A partir de la venta de lo que quedaba del casco de la estancia (65hs.) se organiza uno de los primeros Country Club de la zona, lo que trajo aparejado que apreciando las bondades del lugar pronto se multiplicaran los mismos trayendo un nuevo desarrollo para nuestro querido General Pacheco.

 

 

Fuente:
• Texto redactado por el Sr. Isidoro Antih para General Pacheco Web - Octubre 2009
  • Volver


  • Publicidad