La Ciudad
Martes 6 de Agosto de 2013

Hieren a dos policias y roban patrullero del COT en el puente de Pacheco

Un efectivo recibió dos disparos y cayó al vacío desde un puente. Su compañero sufrió un impacto en la cara. En su huida, los delincuentes robaron otros dos autos y finalmente fueron detenidos.




Texto: Tiempo Argentino
Imágenes: General Pacheco Web

Un espectacular operativo policial en Tigre terminó ayer con dos agentes baleados y dos delincuentes detenidos, quienes se tirotearon en reiteradas oportunidades con la policía luego de robar un patrullero del Centro de Operaciones de Tigre (COT) y dos vehículos más en un profuso intento de fuga. Los sospechosos venían de robar por la zona y estaban prófugos de la justicia por haberse fugado de dos cárceles del interior.
Todo comenzó al mediodía cuando los operadores de las cámaras municipales del COT advirtieron que un Ford Fiesta había tenido un desperfecto mecánico. El vehículo estaba detenido en el puente de la Ruta 197 (Avenida Hipólito Yrigoyen) y Avenida Nordelta, que cruza los predios de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y el de Radio Nacional, en esa zona de la localidad de General Pacheco. "Se le da la novedad a los móviles de la vía pública, básicamente para proteger a los ocupantes del auto y para poner a resguardo al resto de los coches que pasaban por el lugar. Generalmente, un móvil llega al lugar y convoca a una grúa pero esta vez fue diferente", explicó a Tiempo Argentino el secretario de Protección Ciudadana de Tigre, Diego Santillán.

Cuando la camioneta Volkswagen Amarok del COT llegó al lugar, el teniente retirado Miguel Benítez, que hace las veces de chofer y siempre va desarmado, y su compañero, el teniente primero Jorge Omar De la Iglesia, de la Comisaría 5ª de El Talar, descendieron y fueron a asistir a los ocupantes del coche. "Mientras uno de los agentes ponía los conos y llamaba a la grúa, el otro se puso a charlar con los hombres que habían tenido el percance. Estos le dijeron que tenían un problema en el tren delantero y les pidieron a los policías que se tiraran al suelo y se fijaran, pero como estaban notablemente nerviosos, los  efectivos quedaron a la expectativa y uno de ellos pidió refuerzos", agregó Santillán. En el interior del Fiesta, los policías notaron de refilón una mochila de la que sobresalía un caño de arma larga y un televisor LCD. En momentos en que se acercaba otro móvil del COT, uno de los sospechosos desenfundó dos pistolas 9 milímetros y comenzó a disparar. El teniente primero De la Iglesia recibió dos balazos, uno en una pierna y otro por la espalda, que se alojó en la columna. El policía terminó cayendo del puente desde una altura de unos 12 metros, dijeron fuentes policiales.

El teniente retirado Miguel Benítez también sufrió la vehemencia de los delincuentes. Tres de los cuatro balazos que recibió impactaron en su chaleco antibalas mientras que el otro ingresó a la altura del maxilar derecho y quedó incrustado en el pómulo. En medio del tiroteo, una agente integrante de la Policía Buenos Aires 2 que llegó en el segundo móvil del COT alcanzó a herir a uno de los sospechosos en una pierna, antes de que se dieran a la fuga. Los ladrones se subieron a la Volkswagen Amarok y lograron escapar unas diez cuadras, seguidos de cerca por otros móviles policiales que embistieron a la camioneta que terminó chocando contra un Chrysler Neon. Allí volvió a producirse otro intercambio de balas donde los asaltantes lograron hacerse de una Berlingo que pasaba por el lugar. Esta camioneta se detuvo cuando se activó el cortacorriente a los pocos metros. Mientras los tiros continuaban, los ladrones interceptaron el paso de un Renault 4 y huyeron con el conductor.

El periplo terminó gracias a un cerrojo policial montado en la intersección de la Ruta 197 y la calle Liniers, a metros de la sede central del COT. "En inferioridad de condiciones los sospechosos se entregaron y la víctima fue rescatada ilesa", indicó a este diario un jefe policial.
La policía secuestró en poder de los sospechosos cuatro pistolas 9 milímetros y una pistola ametralladora también 9 milímetros. Además, recuperaron el televisor y otros elementos de interés para la investigación que lleva adelante el fiscal de Tigre Jorge Strauss, añadieron las fuentes.
De la Iglesia fue trasladado de urgencia en helicóptero al Hospital Churruca. Anoche se encontraba en estado grave. El teniente retirado Benítez fue llevado primero al Hospital de Pacheco y luego a un centro asistencial privado donde anoche le practicaban una intervención quirúrgica reparadora en el rostro. En tanto, la herida en la pierna del delincuente no es de gravedad.

Se fugaron de prisión

Los dos delincuentes que protagonizaron ayer un cinematográfico tiroteo y persecución en la localidad de General Pacheco eran buscados desde hace varios meses luego de que se escaparan de diferentes cárceles del interior del país.
Según fuentes policiales, los asaltantes son Fabián Martínez, de 30 años, y Sergio Molina, de 42. El primero escapó hace unos seis meses de la Unidad Penal 9 de Neuquén, dependiente del Servicio Penitenciario Federal, mientras que su compañero –que ayer resultó herido– se fugó de la Unidad Penal 2 de Entre Ríos.

 





Volver